lunes, 18 de marzo de 2013

Software alternativo que encontraremos en Linux

Resto de entradas con intenciones didácticas en la etiqueta Aprendizaje.

Hace poco hablamos de las pegas que podíamos encontrar si abandonamos Windows por GNU/Linux. También de las ventajas, no lo olvidemos. El caso que que se hizo alusión a que el software que podemos encontrar para las distribuciones más populares es muy variado y numeroso, pero en casos concretos puede resultar parco e insuficiente. Es otra de esas cosas que conviene conocer, así que paso a listar las equivalencias más usuales, siendo que, como es habitual, luego puede investigar cada uno por su cuenta, algo que, asumámoslo, es inherente a todo usuario Linux.

Ofimática
Para los habituales de Microsoft Office tenemos LibreOffice, una suite ofimática derivada de OpenOffice. Trae consigo procesador de textos, gestor de hojas de cálculo, gestor de presentaciones, editor de gráficos vectoriales, gestor de bases de datos y editor de fórmulas matemáticas. Viene por defecto en Debian, Ubuntu, Fedora, openSUSE y Mageia. Puede cubrir las necesidades del usuario medio sin problemas.

Diseño gráfico vectorial
Los usuarios de Corel Draw o Illustrator tienen en InkScape la herramienta libre más popular.

Maquetación
Si lo que te va es la maquetación y manejas InDesign o QuarkXpress, la opción Linux más clara es Scribus. Tanto este como InkScape tal vez se quedan cortos a nivel profesional, pero es algo que habrá que asumir como contrapartida al hecho de ser gratis.

Tratamiento de imagen
Vale, de acuerdo, no existe rival para Photoshop. Lo más que encontraremos será Gimp, un software que nos permitirá jugar con nuestras fotografías hasta un grado de complejidad notable, pero mentiría si dijera que es un igual de Photoshop. Recientemente he descubierto Krita, un software que aún no he explorado mucho pero parece orientado a la ilustración desde cero.

CAD
Repetimos jugada: no existe equivalente en Linux para AutoCAD, MicroStation o Catia. No hay nada que se les asemeje a nivel profesional, y ya me duele porque toca de lleno mi sector. El software paradigmático de CAD en plataforma libre es QCad, un programa digno y sencillo pero que solo funciona en 2D. El más cercano a AutoCAD que he encontrado es DraftSight, pero tiene restricciones de uso en Linux y carece de 3D. BricsCad también tiene versión para Linux, pero al igual que Draftsight no es un producto gratuito si quieres disponer de todas sus prestaciones.

Diseño 3D
Nuevamente, el campo del diseño avanzado, esta vez en tres dimensiones, es el gran talón de Aquiles de Linux. Sin un 3ds Max, un SolidWorks o un Solid Edge nos tenemos que agarrar a Blender como mayor exponente en estas lides.

PDF
Las suites de ofimática ya ofrecen la posibilidad de guardar sus documentos en PDF desde una opción de menú. No obstante, también existen opciones para manipular (hasta cierto punto) documentos PDF ya creados como PDFEditor, Gscan2pdf o PDFmod.

Sincronizar ficheros
Para esa tarea tan a veces engorrosa de mantener actualizados nuestros ficheros en varios dispositivos FreeFileSync funciona de manera eficaz y sin complicaciones.

Gestión de libros electrónicos
Existe la versión Linux del popular Calibre. Quienes lo conozcan no necesitan mayor comentario.

Edición de vídeo
Hay a disposición del usuario muchas opciones, y según el nivel de complejidad que precisemos nos acercaremos en mayor o menor medida al Adobe Premiere. Avidemux es de los más populares, pero confieso que a mí nunca me ha funcionado correctamente. Cinelerra tiene fama de satisfacer a usuarios avanzados mientras que Kino apuesta más por la simplicidad.

Creación de CD y DVD
Existe mucho software para crear tus propios CDs y DVDs de forma similar a Nero, pero no todos funcionan, según mi experiencia, a plena satisfacción. DeVeDe es de los más populares y Brasero es el clásico por defecto que traen la mayoría de distribuciones.

Música
Para la reproducción y organización de tus archivos de música al estilo iTunes tenemos Banshee o RhyhtmBox. Como simple reproductor, aunque con algunas prestaciones más, tenemos AmarokAudacity puede además editar ficheros de audio.

Reproductores multimedia
El que mejor conozco es Kaffeine, que además ofrece soporte para TDT (Televisión Digital Terrestre).

Edición web
No será como Dreamweaver, pero es que tampoco puedo hablarles mucho de Kompozer ya que no lo he usado. Pero ahí está.

Navegadores web
Ya sea con Google Chrome, pasando por el ya clásico Mozilla Firefox o el "tapado" de siempre, Opera, el navegador web no supondrá un problema en Linux.

Clientes FTP
Si tiene un sitio web puede administrarlo con FileZilla, aunque supongo que no es el único.

Descargas por Internet
Para descargar torrents el cliente Transmission es una opción más que válida, aunque hay otros. En cuanto al intercambio P2P, la versión Linux del popularísimo eMule se llama aMule, y su funcionamiento es similar. Más especializado en música, el infatigable Soulseek se hace llamar Nicotine.

Comunicación
La versión libre de Skype funciona bien, pero quizá da más problemas a la hora de detectar configuraciones de audio y vídeo.

Redes sociales
El cliente Gwibber para Twitter, Facebook y otras es lo que más he utilizado, pero no ofrece nada que lo haga especial.

Almacenamiento en la nube
Para Ubuntu existe un servicio de alojamiento de archivos llamado Ubuntu One que se integra en el escritorio de Ubuntu y el navegador de archivos Nautilus. Dropbox tiene una versión para Linux que actúa de la misma forma.

Insisto, como es otras ocasiones esto que les ofrezco es una pequeña muestra. Para saber más les recomiendo este enlace de Wikibooks.

PD: si, pese a todo, tenemos la ultranecesidad de utilizar una aplicación Windows bajo Linux, siempre podremos instalar Wine en nuestra distro. ¿Qué es Wine? Por resumir, es un emulador que permite ejecutar programas Windows en sistemas UNIX. ¿Y por qué entonces, se preguntarán, hace falta todo esto que nos has contado si puedo utilizar software de Windows en Ubuntu o Fedora? Pues, en primer lugar, por la filosofía que mueve todo el proyecto GNU/Linux: la libertad de creación y distribución de software. Usar material privativo por sistema iría en contra de esta idiosincrasia. Y, en segundo, no cualquier software de Windows funciona correctamente bajo Wine. A mayor complejidad, mayor dificultad, o eso tengo entendido. Conozco a usuarios que no han podido moverse cómodamente con AutoCAD bajo Wine, quedando descontentos con el rendimiento obtenido. Es cuestión de probar, pero no olviden que, una de dos, o pagan ese software o tendrán que piratearlo, con todos los problemas que esto último conlleva.

Alternativas, alternativas... Todo es cuestión de elegir. The Cult titularon su último disco "Choice the weapon" (La elección del arma) siendo una de sus mejores canciones este "Lucifer".