miércoles, 15 de mayo de 2013

Problema con driver Nvidia en Debian Wheezy solucionado

No saben ustedes la satisfacción que produce hallar solución a problemas que hace unos meses me parecían insuperables y que solo conseguía solventar mediante una reinstalación de todo el sistema. Es lo que tiene haber aprendido, no solo a introducir comandos y manejar opciones, sino a entender explicaciones que tiempo atrás me parecían abstrusas, alambicadas y dirigidas a entidades intelectuales superiores.

Algo como esto he sentido al perder el entorno gráfico de mi Debian Wheezy tras instalar el driver de la tarjeta gráfica Nvidia, buscando disponer de un segundo monitor a través de mi televisor.

He seguido el post de este foro y he instalado el driver requerido, pese a que en los comentarios ya advertían de problemas de compatibilidad con otro driver que trae Debian. Como si de una profecía se tratase, al reiniciar perdí el entorno gráfico, quedando solo una pantalla en negro con el cursor tililante. Hace medio año hubiera sentido ganas de arrojar el ordenador por la ventana y a mi persona a continuación, pero ahora soy capaz de mantener la calma y buscar una solución por la red. Y lo que es mejor, entender lo que se me cuenta. Tal ha sido el caso, gracias al foro esDebian.

Por resumir, si les pasa lo mismo solo tienen que reiniciar el sistema en el modo de compatibilidad (equivalente al "A prueba de fallos" de Windows), así dispondrán de la línea de comandos para teclear órdenes (¿ven ahora para qué sirve dominar el terminal?). Una vez allí tienen que instalar el driver Nvidia, pero vayamos paso a paso.

Primero tenemos que incluir esta línea en el archivo /etc/apt/sources.list. De esta forma Debian buscará en sus repositorios el software que necesitamos:

deb http://ftp.debian.org/debian/ squeeze main contrib non-free

Después actualizamos la lista de paquetes:

sudo aptitude update

Actualizamos también todo el sistema para solventar problemas con dependencias no satisfechas:

sudo aptitude full-upgrade

A continuación vamos a necesitar conocer el kernel que tenemos instalado en el sistema con este comando:

uname -r

A mí me sale el 2.6.32-5-686, de modo que es el que teclearé al instalar el driver, pero que cada uno escriba el resultado que le de el comando uname -r:

sudo aptitude install nvidia-kernel-2.6.32-5-686 nvidia-glx

Ahora modificamos el archivo de configuración /etc/X11/xorg.conf instalando la herramienta nvidia-xconfig:

sudo aptitude install nvidia-xconfig

Si el prompt les devuelve que ya está instalado da lo mismo. A continuación lo ejecutan, así:

sudo nvidia-xconfig

Esto creará un nuevo archivo /etc/X11/xorg.conf con los nuevos parámetros de configuración, guardando el anterior, el que causaba conflicto, con la extensión backup. Teclean exit o reboot para salir del modo texto o reiniciar respectivamente y, tachán, problema resuelto, el entorno gráfico vuelve de donde nunca debió irse. Información más completa sobre este particular en esDebian.

Si quieren además configurar la tarjeta Nvidia desde el entorno gráfico pueden instalarla de la siguiente manera:

sudo aptitude install nvidia-settings

Con tanto driver a uno no le queda más remedio que poner algo relacionado con la conducción, como este vídeo de Rush llamado "Driven".